jueves, 1 de julio de 2010

Enigmas sin resolver




1. Kryptos Kryptos es una escultura creada por el artista americano James Sanborn localizada en los terrenos de la CIA en Langley (Virginia, Estados Unidos). La especulación sobre el significado de los mensajes que hay encriptados empieza en 1990.


2. Lineal A


Lineal A es una de dos escrituras de la Antigua Creta descubierta por Arthur Evans. La otra parte, Lineal B se descifró en 1952 por Michael Ventris. La solución de este enigma se puede encontrar a partir de Lineal B, pues comparten muchos símbolos.

3. Disco de Festos


El disco de Festos fue un descubrimiento de 1903 en Creta y data de la Edad de Bronce. Se desconoce para qué uso fue construido y resulta ser uno de los famosos misterios arqueológicos. Se puede encontrar en la actualidad en el museo Herakleion de Creta (Grecia).

4. Inscripción de Shugborough
La inscripción Shugborough forma parte del Monumento de los Pastores y muestra la frase “Et in Arcadia ego” (“Yo soy incluso/también en la Arcadia). Además, bajo relieve hay otro mensaje formado por diez letras que nadie ha descubierto qué significan y puede estar relacionado con el paradero de El Santo Grial.

5. Cifras en las barras de oro chinas


Fue en 1933 cuando en Shanghai (China) se le regalaron siete barras de oro a un general apellidado Wang. Las barras parecía que representaban certificados relacionados con un depósito de banco en el U.S. Bank. Puede ser que se trate de una cantidad que supera los 300 millones de dólares.

6. Cifras de Beale


“Los papeles de Beale” es un panfleto publicado en Virginia que contiene 23 páginas con una historia sobre un tesoro escondido en las colinas de Virginia y tres mensajes encriptados.
7. Manuscrito de Voynich

Aunque se dijo que era un engaño, el manuscrito de Voynich es un libro escrito hace 500 años con ilustraciones de contenidos desconocidos en un idioma y alfabeto no identificados.
8. Cifrado Dorabella


Escrita por el compositor de origen británico Sir Edward William Elgar, la carta cifrada que le envió a su amiga Miss Dora Penny no se ha podido descifrar aún. Se trata de 87 caracteres repartidos en 3 líneas.

9. Chaocipher
El Chaocipher lo creó John F. Byrne en 1918. Consiste en una máquina que cifraba rápidamente con la que Byrne creía que podía ser beneficiosa para el gobierno de Estados Unidos pero éste rechazó. Byrne nunca se rindió en demostrar la utilidad de su invento y publicó textos cifrados invitando al mundo a descifrarlos. Murió antes de que alguien lo consiguiera.

10. Cifrado de D’Agapeyeff


El Cifrado de D’Agapeyeff es un código que aparece al final del libro del cartógrafo ruso Alexander D’Agapeyeff “Codes and Ciphers” de 1939. El propio autor reconoció haber olvidado lo que significaba el texto encriptado.

1 comentario:

  1. interesante y increible el ultimo ... jajaja cifrado de D'Agapeeff

    ResponderEliminar