jueves, 6 de mayo de 2010

La seguridad de los Filis detendrá a cualquier aficionado que salte al terreno de juego, a menos que se considera necesario usar más fuerza, anunció el equipo el miércoles, dos días después que la policía usara una pistola de descarga eléctrica cuando un adolescente irrumpió corriendo por el césped.
El equipo dijo que tomó la decisión en consulta con el departamento de policía de Filadelfia, luego que un guardia descargara el lunes su pistola eléctrica en un joven de 17 años en el Citizens Ball Park.
"Ante una invasión en el terreno bajo circunstancias ordinarias, el personal de seguridad de los Filis aprehenderá al intruso y lo entregará a la policía de Filadelfia que esté en el terreno para que lo esposen y presenten los cargos subsiguientes", indicó el equipo en un comunicado.
Los agentes de la policía serán llamados solo si hace falta un mayor uso de fuerza, dijo la franquicia. Steven Consalvi saltó al terreno en la parte alta del octavo inning el lunes, cuando los Filis se enfrentaban con los Cardenales de San Luis. Corrió en círculos por el jardín, ondeando un paño blanco y esquivando a los funcionarios de seguridad.
Un policía lo persiguió por cerca de 30 segundos hasta que alcanzó a Consalvi con su pistola de descarga eléctrica. El joven se tambaleó hacia delante, y cayó de cabeza en la grama, donde permaneció acostado por alrededor de medio minuto. Luego se puso de pie y salió caminando del terreno.
El hecho ha generado diferentes reacciones de rechazo contra el uso excesivo de la fuerza de parte de la policía.

Fuente: http://everardoherrera.com/default.aspx

No hay comentarios:

Publicar un comentario