viernes, 12 de marzo de 2010

El axolote


El axolote o ajolote (Ambystoma mexicanum) es un anfibio de la familia de los Ambystoma, una mascota de lo más popular, pues necesita poco espacio, es fácil de alimentar y además es la mar de exótico.
Es endémico de México, siendo su hábitat natural lagos y ríos del país.
El axolote es un animal fuerte de cuerpo alargado que varía entre los 25 y los 30 centímetros en edad adulta. Su gran cabeza y sus pequeños ojos contrastan con el resto del cuerpo. Su piel se muestra desnuda, sin escamas ni caparazón, y posee unas pequeñas extremidades delanteras y traseras, aunque lo que hace que se mueva a gran velocidad es un pliegue cutáneo que recorre su lomo.
Tiene un sistema inmunológico resistente, aparte de su gran capacidad de regenerar por sí mismo su sistema nervioso, el corazón o cualquiera de sus miembros, lo que hace que raramente enferme y sitúa su longevidad alrededor de los 25 años.

Sus dientes son muy rudimentarios, los cuales no le permiten ni masticar ni desgarrar, por lo que cuando quiere comer se dedica a absorver agua junto al alimento. Su dieta es carnívora, y puede ingerir tanto alimentos vivos (peces, insectos, renacuajos, etc.) como secos (comida para peces).




No hay comentarios:

Publicar un comentario