miércoles, 12 de noviembre de 2008

Historia Neo Geo


La NeoGeo es sencillamente el "Roll Royce" de las consolas. La 16 Bits mas potente que ha existido.

En 1990 SNK lanzó su consola de videojuegos Neo Geo, como era normal esos tiempos la consola tardó un par de añitos en llegar a nuestras fronteras. SNK hizó dos versiones de la Neo Geo, totalmente identicas en hardware, una para los salones recreativos y otra la versión domestica que todos conocemos o hemos oido alguna vez hablar de ella.

La NeoGeo ha sido posiblemente la consola de videojuegos mas deseada de toda la historia, poca gente la tuvo pero para nada pasó desapercibida, el motivo: era una consola de lujo.

Hay muchos motivos para catalogar a la NeoGeo de lujo, cuando los simples mortales disfrutabamos de nuestra Mega Drive o de la Super Nintendo con "mediocres" conversiones de las recreativas, 1 año despues de sus lanzamientos en los salones y tecnicamente limitadas por las capacidades tecnicas y la memoria ( 16 Megas normalmente)............ los agraciados poseedores de una Neo Geo jugaban a los juegos de las recreativas exactamente iguales (ya que eran el mismo) y con todo lo que eso conlleva, tan solo unos pocos meses despues de que saliese la versión de la recreativa.

La NeoGeo era sencillamente una recreativa en versión domestica, las caracteristicas tecnicas eran muy superiores a todo lo visto hasta la fecha, sus juegos podian tener hasta 330 Megas, cuando la Snes y MD rondaban los 16 (aunque mas tarde llegasen hasta 40), los mandos eran de unas dimensiones enormes, como si de una recreativa se tratase y los programadores no tenian que hacer el juego de nuevo ya que sencillamente solo tenian que retocarlo un poco para pasarlo a modo domestico (credits...), asi el tiempo de espera era minimo. SNK se sacó de la manga una tarjeta de memoria muy similiar a las que vemos hoy en dia para poder seguir la partida en tu Neo Geo o en el recreativo de tu barrio. Sencillamente increible.

Nota: http://www.infoconsolas.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario